BLADIMIR PRODUCCIONES no se hace responsable.

Sitio declarado de desinterés general por la ONU y el canal Encuentro

.

Leer con moderación

Pronóstico del pronóstico del tiempo

Para la noche, se espera que anuncien una baja en la sensación térmica y una ocasional advertencia de caída de granizo.
Hacia el jueves, altas probabilidades de que pronostiquen algunas lluvias y lloviznas con leves menciones sobre el viento éste.
Y para la tarde-noche se espera en los anuncios errores de sintaxis tenues, mejorando hacia el final del discurso.
Hermanos Bladimir recomienda meter todo en bolsas y apagar el televisor.

No-vedades


miércoles, 23 de diciembre de 2009

Compumundo sabe

El siguiente es uno de los tantos carteles que adornan, o adornaban, un local de Compumundo (el cartel es posta). Nuestro periodista Atilio Kalobos, dispuesto a llegar hasta el final del asunto, ligó una entrevista con Lilio Benes, uno de los responsables.


L: Bueno, ¿vas a empezar o qué?
A: Eh, sí... ¿Vos diseñaste el cartel, no?
L: No, no, no, no confundamos. Yo me encargué de todo lo que es signos de puntuación, y eso. Los dos puntos que hay después de "Sr Cliente", todo lo que es comas, puntos seguidos...
A: Sí, conozco los signos de puntuación. ¿Y lo demás quién lo escribió?
L: El boceto original se empieza en Asia, donde se selecciona a los más capacitados chimpancés para sacar en limpio una primera idea del contenido del cartel. Inmediatamente se traslada el boceto a Transilvania, donde el mismísimo Drácula se encarga de corregir los principales detalles de redacción y cohesión sintáctica. Eso se presentó en una reunión de la Cúpula Directiva de Compumundo, donde se decidió -entre otras cosas- que "Aquí" debía ir sin la tilde, ya que el aviso está dirigido más bien a un público mediocre. Convengamos que para comprar una computadora de 5 lucas hay que ser medio forro...
A: Sí, sí, pero decime, ¿cuál es la concepción que ustedes tienen de "quedar al día"? Porque solicitando los préstamo de dinero en efectivo seguís endeudándote.
L: Bueno, bueno. Pensá que "día" viene del latín, dies, que significa tiempo de sol, de cuando los griegos alababan tanto al sol, como a las estrellas... Este... ¿Te respondí la pregunta?
A: Eeehhh... Sí... Pero no me queda claro por qué sin tilde.
L: Porque viene de dies, justamente.
A: Está bien, dejalo ahí. Pero mirá que por más que busque y busque, no logro encontrar una sola tilde en todo el cartel. ¿"Límite" también viene de dies? ¿Ehh? ¿O es todo más bien una política de la empresa?
L: Ehhh... Bueno... yo me encargo de los signos de puntuación.
A: ¿Entonces es tu responsabilidad esa primera coma? ¿Y que la primera oración termine tan temprano? Y dale, ¿qué te costaba ponerle plural a préstamo? ¿Aeh?
L: A ver, pongámoslo así: ¿a vos cuánto te pagan por esta entrevista?
A: Dieciocho pesos, si es que eligen publicarla.
L: ¿Entonces?
A: Sí, pero me bajan 2 pesos por cada error de ortografía. ¿A vos no?
L: No.
A: Bueno, pero me robo tu videocassettera.
L: Dejala ahí o te corrrto los dedos.
A: ¿No me hacés otro café?
L: Tocá de acá.

martes, 15 de diciembre de 2009

El Detective Bonus Track presenta: Embotellamiento Crucial [Sexta Parte]

En el capítulo anterior:
Bonus Track llegó a Londres para detener a una temible mafia rusa y salvar a una agente inocente (si no me creés leete Primera Parte, Segunda Parte, Tercera Parte, Cuarta Parte, Quinta Parte y después me contás). Él, Sherlock Holmes, Nicolás Repetto y Tucán Sin Alas deberán actuar rápidamente si no quieren que esta historia dure más allá de esta sexta parte.
Todo depende de ellos.


Desperté mareado, con dolor en la cabeza, y más tarde se unieron dolores en los brazos y las piernas. Lo primero que vi fue Nicolás Repetto, amarrado a una silla y amordazado, y me supuse en la misma condición. Enfoqué mejor la vista y alcancé a ver a Sherlock Holmes en otra silla. Ambos parecían inconcientes. Más ahora, que se los veía peligrosamente atados. Me tomé unos segundos para relajarme e interpretar concientemente todo lo que había a mi alrededor.
Estábamos en una habitación cerrada. En un rincón descansaban mi mochila, mi arma y lo que reconocí como objetos personales de mis compañeros. En el rincón opuesto, un televisor apagado. Y ya que estamos, un frío sudor recorrió mi frente. Aquí bien cabe aclarar que el colmo de un herrero es tener un hijo tras las rejas. Sin más preámbulos, desperté con gritos suaves a mis dos compañeros.

- Nicolás, despertate.
- Mmm… no quiero ir a Sábado Bus, mamá. Son todos los programas iguales.
- ¡Nico, reaccioná!
- Uh… ¿dónde estamos?
- No sé… ¡Sherlock!

Cuando el detective inglés despertó, su cabeza comenzó a funcionar a toda prisa.

- A ver, pensemos – decía como para sí. – La luz que entra por la ventana es muy tímida, seguro que seguimos en Londres, y para mí que mañana graniza. Aparte de eso, debe haber viento leve del sector sur, mejorando hacia la tarde noche…
- Sherlock, enfoquémonos en salir de acá, ¿sí?
- Perdón. ¿Ven la sombra que produce el pie de esa lámpara sobre el piso y la pared? Si en verdad seguimos en Londres, esto indica que deben ser las siete y media aproximadamente. Lo cual significa que ahora mismo están pasando MacGyver por el canal 27. Eso sin duda nos servirá para escapar.

Con cierta dificultad, Repetto se movió con su silla unos centímetros, hasta alcanzar con su pie un polvoriento control remoto que reposaba en el piso. Hábilmente, logró encender el televisor.

- A ver –participó Sherlock-, estás en el canal 15, andá subiendo.
- Uh, esperá que están pasando repeticiones de Son de Fierro, esto sí que no me lo pierdo.

Ni bien llegó la pausa de Son de Fierro, Nicolás cedió a sintonizar MacGyver. Casualmente, el protagonista estaba atado en una habitación y conseguía escapar generando calor al frotar su calzado contra el piso. Pero cuando estábamos por intentarlo, una voz detrás de nosotros nos quitó las esperanzas.

- No se molesten, que no funciona.

Al voltear, vimos al mismísimo Richard Dean Anderson, también atado, y con sus zapatos completamente gastados en la suela. Sin tiempo a ningún otro chiste, se abrió la puerta, entraron dos robustos rusos y se llevaron al actor.

- ¡Les juro que no sé armar reactores nucleares, eran todos efectos especiales! – gritó al tiempo que los tres abandonaban la pieza y cerraban la puerta.
- Cuánto estrés… Che, Sherlock, ¿te quedó algún cigarrillo? – inquirió Nicolás, sacando con dificultad un encendedor de su bolsillo trasero.
- Sos un genio –grité-. Usá el encendedor para quemar las ataduras.
- Eh, sí… ¿Tenés un cigarrillo o no?

Pocos segundos después, los tres nos encontrábamos libres y listos para escapar. Tomamos nuestras pertenencias y salimos con cautela por la única puerta de la habitación. Llegamos a un pasillo, que tenía varias puertas nuevas. Nos separamos para asomarnos por las banderolas y chusmear las habitaciones.

- Acá no está la salida –susurró Nicolás. – Parece que están fajando a MacGyver. A que esta vez no se escapa, jaja.
- Miren esto, hay una maquinaria enorme acá –llamó Sherlock. – Ahí está la botella de Goliat, parece que quieren hacer cientos más. Miles de millones. ¡Millones de miles, por Dios!
- Hey –interrumpí- ¿esa no es la agente encubierta?

Los otros dos acudieron y entramos a la habitación en cuestión. La desatamos y le preguntamos por la salida. Ella nos mostró un plano hidráulico que había en la pieza, que nos guió para salir utilizando un caño de desagüe. Ya en la calle, paramos un taxi.

- Speed up, please. Hurry up!
- ¿Querés Seven Up, también? – ironizó el conductor, que resultó ser Tucán Sin Alas.
- Genial, veo que tienen todo planeado –festejó la agente.
- Eh… sí –contestó Tucán, quien todavía estaba resultando ser -. Por lo menos en cuanto al laburo. ¿A dónde vamos?
- Esperá –dije-. ¿Vos todavía tenés la botella de Goliat? ¿La tenés acá con vos?
- Sí, las calles de Londres están muy inseguras. Con decirte que ya me crucé a varios locos que transitan por la izquierda.
- Ja, no me digas que lo viste a Marx, a Fidel, a Nixon…
- Callate, Nico. ¡Entonces vamos a por los Rusos! Y apagá el relojito, que nadie te va a pagar.

Al poco tiempo ya teníamos un plan conciso. Mi brillante mente vinculó la bebida mortal con los planos hídricos del edificio, de modo que bastó con que Tucán Sin Alas y la mujer treparan a los techos, dieran con los tanques de aprovisionamiento acuífero y vaciaran allí todo el contenido letal de la botella. Ellos dos, Holmes, y yo esperamos algunas horas para luego ingresar.
El logro había sido notable. En la cocina descansaban los demacrados cadáveres de decenas de rusos. Nuestro éxito comenzaba a mostrarse.

- Bien, parece que finalmente acabamos con la poderosísima y temibilísima Mafia Rusa –concluyó Tucán Sin Alas.
- Esperá –advirtió la agente-, ¿en la Primera Parte de esta historia no habías dicho que la mafia era francesa?
- Ah, eso ya no tiene nada que ver conmigo. Eso lo tenés que hablar con el departamento de Redacción de Bladimir Producciones.

Sherlock Holmes se unió a nosotros con la recuperada última botella de Goliat lima-limón concentrada en sus brazos.

- De no ser por nosotros, estos rusos hubieran comenzado una terrible producción en serie.
- Claro, sí, no es joda.

Antes de que pudiera disfrutar mi propio chiste y regocijarme por él, asomó un grupo de rusos sobrevivientes que disparó hacia nosotros indiscriminadamente. Todos salimos corriendo hacia el taxi, donde nos esperaba, con el motor en marcha, Nicolás Repetto.

- ¡Uh, pintó bardo, suban que vamos!
- ¡Dale, arrancá!
- ¡Cómo pudo ser, deberían haber muerto todos!
- Qué idiotas fuimos, acá los planos señalan que en el cuarto piso hay un dispénser de agua frío-caliente a bidón, totalmente independiente de la red.
- Ja, los que hacen “bglouub”.
- Callate y manejá, que parece que nos siguen.
- Garrón, che, nos quedamos sin nafta.
- Y sin balas –acotó Tucán.
- Y sin lectores, la mayoría abandonó poco después de lo de MacGyver.
- ¿Pueden concentrarse? Creo que estoy herido –gruñó Sherlock. – Hagan una cosa, bájense del auto y sigan sin mí. Yo voy a tratar de detenerlos con la poca nafta y la poca salud que me quedan. Tienen que seguir derecho por esta calle. Aghh. Van a ver una plaza. Ahí nomás a la izquierda ahgg… a la izquierda está la estación de subte Plaza de Los Virreyes, que los va a llevar a casa. Apúrense, no tienen mucho tiempo.
- Quién hubiera dicho que Plaza de Los Virreyes no era un invento de los mapas…

Los cuatro bajamos y comenzamos a correr. Pudimos observar cómo Sherlock Holmes tomaba el volante, lo pasaba a gas, doblaba a su derecha y desaparecía de nuestra vista, dejando a los rusos detrás de nosotros.

- ¡Por eso lo dejé! – gritó un deslucido y linyera Watson, un poco venido abajo, cartón de Little Grape en mano. - ¡Siempre hace lo mismo, pasa que claro, Conan Doyle ésta no te la cuenta! ¡Alto garca sos, Sherlock! - Mientras su mano nos intentaba extender el vino y su brazo se negaba, se ahogó en suspiros que combinaban risa y llanto.
- Ah, parece que el chiste que rige esta historia es que los famosos estén siempre en la mala… -observé.

No quedó más que correr a toda prisa, aprovechando un oportuno “cambio de onda verde”, hasta dar con la plaza.

- ¡Miren, ahí está la estación, vamos! –jadeó Tucán.
- ¡Esperenmé un minuto! –jodió Nicolás. – Ahí hay una de esas cabinas de teléfono como las de la propaganda. Tengo que sacarme una foto con eso.
- Eh… mejor a la vuelta, ¿sí?

Saltamos los molinetes y llegamos a los andenes. Allí había, estacionada y con sus puertas abiertas, una formación.

- Nicolás, ¿podrás conducir esto?
- Trabajé durante algún tiempo de maquinista con los subtes de la línea C. Durante veinte años si mal no recuerdo. Pero es otra cosa, son otros vagones, otros motores... la palanca de éste es un poco más alta, y tiene una pequeña bola en la punta, no creo que pueda lograrlo.
- Me temo que no hay otra alternativa –dijo Tucán Sin Alas, blandiendo ahora su nociva botella. - ¡¡Afuera todo el mundo, salgan todos de este tren!!

Repetto tomó posición en la cabina. Se lo veía extremadamente nervioso. Miraba los cinco botones, la palanca, y se tomaba la cabeza con sus manos. Luego repetía la acción.

- ¡Rápido, ahí vienen!
- ¡Cerrá las puertas, Nico!
- Sí, creo que ya lo tengo. Uh, no, es el sapito.
- Dale, los tenemos encima.
- Ya está… qué boludo, el sapito otra vez. Esto es muy complicado, no voy a lograrlo.
- Córranse de la puerta – tercié. – Tengo unos explosivos en la mochila, tirá unas gotas de Goliat en la mecha y con eso los retengo un rato.
- Con cuidado.
- ¡Al piso todos!

La explosión detuvo a algunos rusos, pero otros siguieron avanzando hacia nosotros. Dos hombres ya estaban por entrar al tercer vagón, quizás siempre el más codiciado, cuando Repetto hizo sonar la alarma de las puertas, intimidándolos a no ingresar a la formación. Durante dos minutos sonó la alarma, hasta que nuestro conductor dio con el cierre de puertas, y luego logró ponerlo en marcha.

- ¡Sí, lo estoy haciendo! ¡Grandioso! ¡¡Esto es sin duda lo más complejo que he conducido en toda mi vida!!

El ruido ensordecedor del subte lidiando con las vías obligó a los rusos a taparse los oídos, cesando así el fuego. La velocidad fue subiendo, y pronto habíamos abandonado por completo la estación. Estábamos a salvo.

- Che, ¿y la botella? Todavía queda una botella, ¿no?
- El subte es el mejor destino para ella –reflexionó sabiamente Tucán Sin Alas.- Así es, la esconderemos en la caja del motor. Total, pasarán siglos hasta que Mantenimiento de Metrovías revise el funcionamiento de alguno de los trenes de la línea E.

Nicolás conducía desde la cabina, se lo veía contento. Hablaba por celular con mucha alegría, al parecer Canal 13 finalmente volvía a ofrecerle un trabajo para el verano. Tucán Sin Alas, hablaba entretenidamente con su compañera de operación. Ambos estaban relajados, con el gran alivio de haber terminado algo que parecía interminable.
Yo también estaba contento, y muy pensativo. Nuestra hazaña había sido magnífica, y estaba claro que el mundo debía conocerla. Tomé una pluma y unas hojas y me puse a pensar en cómo todo había comenzado. Y entonces empezaron a brotar de la pluma, una por una, las primeras palabras de lo que sin duda sería un sensacional texto:
"Martes, 23 de diciembre. 8:30 p.m.. Día lluvioso. Bajón de salchichas con mostaza en mi apartamento. El teléfono suena."


Fin

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Crónica de un embole

Ya ascienden a 76 los casos de alumnos muertos por embole en escuelas secundarias.

Esta mañana se velaron los restos mortales de un alumno más, Felipe Sensiter, en este caso de Capital Federal. Una vez más fue en una clase de historia, en esta ocasión a propósito de la reforma de Lutero, tema que lleva sólo 3 muertes en lo que va del año.

“Todo parecía normal, como si se hubiera quedado un poco dormido nada más” explica Camila Cildañez, ex compañera del difunto. “Pero en un momento, cuando la profe llevaba una hora y diez más o menos sin parar de hablar de Lutero y la gula papal, Felipe parecía demasiado desparramado en el banco. Recién cuando terminó la clase lo pude ver de cerca. Horrible”.
El Ministro de Educación se mostró preocupado y anunció que se dispondrá en el próximo trimestre una partida de $ 984 mil millones incorporar cuadros de Tinelli y Condorito en las aulas que reemplazarán aquellos “deslucidos” Sanmartines, Rivadavias, y al “puto de Belgrano”; y para renovar los anacrónicos repertorios de chistes de los docentes. “Eso de `usted no se olvida la cabeza porque la tiene pegada` debería castigarse con la pena de muerte. Eso es la inseguridad: que nosotros no podamos estar tranquilos mientras nuestros hijos están en el colegio”. Así defendió la política del fisco que también incluye operaciones quirúrgicas de transplante de glándula del humor para los casos en que haya pérdidas irreparables en los tejidos, lo que se supone que sucede con un 45% de los docentes, posiblemente debido a una recurrente asistencia a la sala de profesores.
Un equipo profesional del Ministerio de Asuntos Irrelevantes está estudiando la posibilidad de armar una lista con ejemplos de naciones sin estado, para evitar el constante sobreabuso de “gitanos” y “judíos” –ejemplo ya desactualizado- que se usa para explicar “un tema tan pelotudo”.

Nuestro cronista Atilio Kalobos estuvo presente en una clase de Educación Cívica en el Instituto Palermiano de Chetonga, y el embolómetro superó en varias ocasiones el máximo tolerable recomendado por la OMS (los 564 amarguemas). Sin embargo no hubo que lamentar muertos, dado que las 4 víctimas mortales -además de imbéciles- eran bastante fascistas.

“Los alumnos ya no sabemos qué hacer. Estamos cansados de tanto embole. ¿Qué esperan? ¿Más muertos todavía? Los docentes parecen máquinas de embolar más que seres humanos. Compórtense como personas adultas, parecen criaturas de 80, no de 30 ó 50”, señalaba esta madrugada una alumna del Normal Nº 4.

Mirtha Clotilde Matilde, preceptora jubilada, recuerda que en su época, hace unas 4 décadas, esto no pasaba. Claramente es uno más de los sinsentidos de este comienzo de milenio. Hace unos 40 años ciertamente la vida era mucho más monótona y aburrida, no había TV color, y la cantidad de canales no superaba la media decena. Esto hacía que el aburrimientus generalius –vulgarmente conocido como embole- no se presentara en una clase normal. Eran casos más bien excepcionales reducidos a algunas personas que viajaran mucho.

En el último boletín del CONICET se publican los resultados de las últimas investigaciones que arrojan datos elocuentes: lo que tienen que saber las mamis a la hora de elegir colegio:
_ Las peores profes son las que llevan más tiempo dando lo mismo igual.
_ Si tienen más arrugas más posible es que nuestro hijo fallezca.
_ Podemos darles unos auriculares a nuestros hijos y programar el celular para que autoenvíe un chiste cada media hora. Si las orejas se tapan con el cabello nadie lo notará. ¡Genial!

Qué debemos hacer según el ministro de Salud
Ante el menor síntoma de embole mencionar un chiste cualquiera, es recomendable que cada alumno tenga memorizados dos o tres “mamá mamá” o alguno “de gallegos” para intentar un salvataje antes de que llegue la ambulancia. Y recuerden todos: es preferible contar un chiste de más en medio de la clase y quedar un poco desubicado, que sufrir la pérdida de un compañero -sobre todo para nosotros, que sino tenemos que soportar a los padres, que son una cagada.
Si bien las cifras oficiales mencionan 76 alumnos muertos de aburrimiento, hay quienes hablan de unos 500 en todo el país, más casos de lesiones graves que no terminan en muerte. Cabe destacar que en tanto estos sucesos continúen, la única salvación para que el mundo no sea un total aburrimiento y hastío, será que esté sostenido por aquellos que nunca asistieron al colegio. Si es que eso no está ocurriendo ya.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

El Detective Bonus Track presenta: Embotellamiento Crucial [Quinta Parte]

Primera Parte
Segunda Parte
Tercera Parte

Cuarta Parte

Gran parte del armamento ha sido destruido con éxito. Sólo quedan dos botellas, dando vueltas en algún rincón de Londres.
Yo ya ingresé a tal ciudad, aunque no fue tarea fácil. Ni bien me acercaba a las costas, Inglaterra me recibió con el ambiente festivo correspondiente al año nuevo, con lo que varias cañitas voladoras agujerearon la lona de mi paracaídas. Estaba yo pensando en el fin de mi existencia cuando me invadieron la decepción hacia la sociedad inglesa y la esperanza de sobrevivir simultáneamente, al ver uno de esos globos con fuego que se usan en los festejos precarios. Con él pude hacer un aterrizaje de emergencia, y pronto conseguí una habitación en un albergue transitorio. Logré instalar un escritorio, una lámpara, un sillón muy cómodo al momento de sentarse a pensar, y con esto pude re-alquilárselo a un escribano medio forro, pero que paga bien. Aún nada sé del prófugo ruso, o de la agente, o de Tucán Sin Alas, o de Biología de tercer año.
Volveré a escribir.
Acordate de alimentar a Coli.
Bonus Track


Tras escribir estas líneas, le mandé el papel por correo a mi mensajero personal, adjuntando una foto del sospechoso ruso y un powerpoint sobre lo bella que es la vida. Parece gracioso, pero si no se lo mandaba a más de diez personas me iba a caer una maldición bastante jodida. Conseguí, gracias a mi elaborado manejo del inglés y al término de las fechas festivas, pirotecnia a mitad de precio, con la que luego tramaría ciertas armas caseras. Después de intentar distintas combinaciones entre los petardos, tres tiros y chasquibunes, comprendí que mis conocimientos sobre explosivos eran más básicos que la enseñanza en un acelerado, y me conformé con juntar toda la pólvora en una bolsa y enchufarle una mecha.
Por otro lado, descubrí que los ingleses son muy antipáticos con los argentinos, pero muy amables con sus compatriotas. De modo que aproveché que, por error, tenía el documento de Sherlock Holmes (estaban en la billetera que yo le había robado), le pegué mi foto y tomé su identidad. Esto no fue nada fácil teniendo en cuenta lo complicado que es por allí conseguir uno de esos gorros con doble visera, a bajo costo. Cuando finalmente me encontré en condiciones (resignado), me dirigí a una estación policial para pedir información sobre los mafiosos rusos.

- Hello, I am Sherlock Holmes.
- Good evening... ehh I'm sorry, you don't look like him...
- What? - pregunté con un solo signo de interrogación.
- You don't look like him!
- Yes, I like gym very much… Gin tonic - agregué para amenizar.- And Jim Morrison.
- Ok, but…
- And my jeans.
- Ok, where are you from?
- Eh... ¿qué la agitás? - intenté recurriendo a mi español coloquial.
- Así que sos Sherlock Holmes. Vení para acá, pelotudo -también recurrió a mi español coloquial.

Por lo general las conversaciones demasiado largas me aburren, y ésta no fue la excepción. No porque fuera aburrida, sino que no fue nada larga, ya que ahí mismo decidieron llevarme entre uno a la calle.

- ¡Les juro que soy Sherlock Holmes! - orgullé ni bien me puse nuevamente de pie.
- Perdón por la desconfianza, pero se me hace difícil de creer -dijo una voz detrás mío.

Al darme vuelta vi a una mujer alta, de cabellos rubios, sonrisa amplia, que llevaba unos zapatos de taco y un sombrero igualmente azules. Pero no había sido ella quien había hablado, sino el mismísimo Sherlock Holmes, acompañado por Nicolás Repetto. Ambos se encontraban allí impecables, pero empapados.

- ¿Cómo llegaron hasta acá? - pregunté.- Pensé que habían muerto.
- Tuvimos que nadar un largo trecho - respondió Holmes.
- De todos modos eso no explica que estén mojados... la costa más cercana está a kilómetros de acá.
- No, pasa que recién salimos de la pelopincho.
- ¿Cómo hicieron para no morir cuando se hundió el barco?
- Digamos que como conductor no es la primera vez que me hundo - contestó Nicolás Repetto.
- Estábamos peleándonos bajo el agua por la mochila, cuando astutamente observé que había un submarino estacionado, y el dueño lo había dejado con las puertas abiertas y las llaves adentro.
- Claro que manejar un submarino no tiene nada que ver con el timoncito del barco. Y cuando empecé a tomarle la mano, ya habíamos chocado con un iceberg.
- Lo malo de los icebergs es que son traidores, -dijo con experiencia Sherlock- porque si bien uno debajo del agua ve una gran masa de hielo, hay un séptimo por sobre el agua que uno no llega a ver, y sólo vimos los seis séptimos restantes.
- Esta bien, ya entendí - interrumpí. – Ahora ¿qué les parece si buscamos a Tucán Sin Alas, arrestamos a los rusos y etcétera?
- Bueno, está bien -cedió Holmes.- ¿Qué tenés hasta el momento?
- [Espacio para chiste sin utilizar] Estoy tratando de sacarle información a la policía, pero no me dicen nada. Probá vos, seguro que a vos sí te escuchan.
- Sí, a ver, vamos.
- Vayan ustedes, yo ya no puedo volver a entrar ahí.

Fingí interesarme por un letrero que por allí había y, con los oídos abiertos, escuché la conversación.

- Excuse me -decía la voz de Sherlock Holmes-, do you know anything about the two guys that came into England over the air, in parachutes?
- Oh, yes, er... but they were not parachutes. They came flying, a parachute cannot fly.
- ¿Qué dice? -terciaba Nicolás.
- Eh, a ver, fly quiere decir mosca...
- ¿Vos decís que está pidiendo guita?
- Y, no sé, puede ser. Ehh, fly... how much fly?
- I'm not sure, many hundreds of metres.
- Sí, habla de plata, quiere cientos de Mitres
- Qué caradura, y después nos dicen a los argentinos… Mejor que vaya bajando un poquito las expectativas. ¿Vos cuánto tenés?
- Uh, no sé dónde dejé mi billetera. ¿Tenés algo?
- Estas monedas... y dos cigarrillos... eh, un cigarrillo -se corrigió. - ¿Para vos alcanza?
- Sí, con un cigarrillo me conformo.
- No, nabo, si creés que alcanza para él.
- Me parece que nos quedamos cortos.
- Bueno, problema suyo. -Repetto parecía enojado.- ¿Querés fly? Acá tenés la fly, ¿ahora podés decirnos dónde está Tucán Sin Alas?

Pocos segundos después Holmes y Repetto, decepcionados, se unieron a mí.

- No me dijiste que sabías ruso - comentó al pasar Sherlock, señalando el letrero que yo fingía leer.

Al darle una segunda mirada al cartel, pude confirmar que no estaba en inglés; efectivamente debía ser ruso. Ninguno de los tres pudo descifrar una sola palabra, a pesar de haber resuelto cada uno varias plazas de papel en nuestras respectivas vidas y algún sudoku. Sí en cambio pudimos identificar una dirección y un teléfono que descansaban al final de la nota.

- Esto no puede ser una coincidencia -dije de repente-. Me parece, muchachos, que acabamos de encontrar finalmente una respuesta.

Y me desmayé al tiempo que sentí un terrible dolor en la cabeza.

¿Qué fue ese dolor y ese desmayo repentino? ¿Qué mierda habrá pasado? ¿Llegará a algo esta historia? ¿Y cuál es el colmo de un herrero? No se pierda la próxima y última parte (chupate esa mandarina, Octavio Landia), por Hermanos Bladimir.

lunes, 21 de septiembre de 2009

El rincón de Octavio Landia

Hola, ¿me recuerdan? Yo soy Octavio Landia y éste es mi Rincón, el Rincón de Octavio Landia. O sea, el mío. Porque ése soy yo, Octavio Landia. El del Rincón.
Yo soy el que predijo los orígenes de las últimas corrientes inmigratorias en Argentina.
También vaticiné el gran despliegue político de los Medios, cuando nadie tenía televisión.
Yo anuncié la fecha exacta de la muerte de John Lennon, meses antes de pagarle a Mark Chapman para matarlo.
Sin titubear predije 3 gobiernos seguidos en Etiopía: Golpe de Estado - 1989, Golpe de Estado - 1992 y Golpe de Estado – 1993.
Y en 1998 me hice el primer Facebook, sabiendo que al día de hoy, iba a tener 1857 amigos.
Pero recién cuando estuve hasta las manos con la policía, supe que iba a trabajar desde el anonimato para hermanos Bladimir.


Un poco de Mentalismo.
Elegite un número del 1 al 10. Dale elegilo, no sigas leyendo sin pensar un número. No, el 8 no, que es muy fácil, elegite otro.
Ahora sumale 3. Multiplicalo por la raíz cuadrada de 2. ¿Te dio un número de mierda, no? A ver... Mejor no, dejá como estaba antes, y multiplicalo por 9. Sumale los dígitos (las cifras, los números, dale). Si te da un número de 2 cifras, volvé a sumarlas, y así. Voilà, a que te dio 9.
Y si te dio otra cosa, sos un forro que ya conocía el truco.
No sé si Mentalista, pero en Criterios de Divisibilidad la tengo re clara.

Te tiro unas postas:
Si seguimos así, en 5 años va a ser legal jeringuearse en la plaza.
Llegando al 2019, la comida va a ser compacta y sin gusto, algo así como el Fiat Uno.
En el 2022, se agotará el agua potable, y vamos a tener que tomar el jugo Mocoretá sin diluir.
En 2032 se agota el humor y vas a tener que reírte con Jorge Corona.
En el 2011, fija que lo votás a Macri.
El "Embotellamiento Crucial" de Bonus Track va a ser interminable y va a dar más vueltas que Lost. En la parte 6 se quedan sin ideas, y plagian 100% Lucha.
Allá por el 2015 te pinta la nostalgia y te comprás una Coupé Fuego.
Si no es por mí, en pleno 2030 ni sabías que existía la palabra "argot". Lo que es la ignorancia de las masas…
Tipo 2019 el kilo de vacío se va a la mierda, y no lo alcanzás ni con un bastón-pinza. Ya sabés, de esos que venden por Florida, que el tipo se la pasa todo el día tirando y levantando un diario.
En el 2041 te cambiás el nombre a Andrés. Hoy te parece una boludez, pero en 30 años hablamos.


Leer la mano ya fue. La borra del café, dale, si tomás instantáneo. Ahora la mejor forma de conocer tu presente y tu futuro es tu propia PC.
La cantidad de íconos que tengas en el Escritorio representa la predisposición a distintas ramas vocacionales que tengas. Menos de 10 íconos, seguro estás entre Administración de Empresas y Maestro Repostero (la de 3 años). Entre 10 y 20, probablemente abarques ramas artísticas y exactas. Más de 20, tu vida puede tomar diversos rumbos humanísticos y hace mínimo 3 años que tenés esa compu. Formateala que estás poniendo muchas boludeces. Y si tenés 3 íconos seguro son Mi PC, la Papelera y Entorno de Red.
Veamos tu carpeta.
Si tenés una imagen de fondo, sos un gil. Te enlentece todo y cuando entrás a Internet te come mucha RAM. Igual que los íconos del reloj. No conozco mucho, pero me dijeron que si tenés muchos también te bardea velocidad.
Tu futuro está estrechamente ligado a la diversidad de archivos que tengas en tu carpeta. Si de entrada, tenés sólo más carpetas, pará un poquito con lo estructurado, porque si en el 2020 pinta la Anarquía, vas a ser el primero en la horca.
Si conviven carpetas y archivos, en 5 años sos el primero que anda con la jeringuita de un lado para el otro... ¿Quién te mandó a mezclar archivos con carpetas?
Si en cambio tenés archivos sueltos, vas bien, pero no aspires a mucho. Muy proclive a ser ferretero.


Otros detalles:
Si no usás Windows, vivirás siendo muy propenso a las alternativas y con un espíritu aventurero. Ojo, quizás tenés Linux porque te cagaron los de Garbarino con la compu.
Si usás el Firefox, te creés más que los demás. O te compraron con lo de las pestañitas.
Si tenés como antivirus el PC Cillin 98, te gusta correr riesgos.
Si tenés el E-mule y el Nero, te cagás en los derechos de autor.
Si en tu msn hay muchos contactos con ^`’·..-*º$º*-..·’`^, nicks ilegibles y de colorcitos, y con errores de ortografía, crecé un poco.
Si tu carpeta se titula "Rubén", te llamás Rubén. Hasta el 2041. Después te llamás Andrés.

Si cada archivo que te llega, lo mandás a Escritorio, seguro que tu heladera es un armario adonde la comida va a vencer.
Si estás suscripto a más de 5 grupos Yahoo tendrás una intensa vida virtual, pero la vida de verdad, una mierda.
Si pagaste 300 pesos por un Office original, no conocés Taringa.
Si reenviás cadenas, mejor dejémoslo ahí. ¿Me vas a decir que te creíste la de las 2 lunas?
Si de página de inicio tenés “about:blank”, así debe ser tu vida. Pero fija que si estás leyendo esto, sos uno de los dos lectores que tiene hermanos Bladimir.

Y me voy que está por caer la cana. ¿No escuchás la sirena?


A uno de éstos me refería con lo de bastón-pinza. Parezco un gil, pero mirá los zapatos que pegué.

miércoles, 15 de julio de 2009

Matildes del mundo: ¡uníos!

La semana pasada se llevó a cabo el Congreso Anual de Matildes 2009, en la ciudad de Zurich, donde acudieron más de 800.000 Matildes de todo el mundo. En esta ocasión, a partir de algunas diferencias en la organización, se optó por lo particular, habiéndose realizado el año pasado la Cumbre Mixta Matilde-Clotilde 2008.
En el encuentro, se trataron temas como la actual situación de las Matildes en África, y las alternativas para poder revertirla, es decir, el África en Matildes. Hubo además, diversas charlas con respecto a los nietos y sobrinos, recetas de cocina, diabetis y beneficios de la leche deslactosada.
La ciudad de Zurich se vio completamente excedida en su capacidad -no hotelera, sino- de casas viejas, ph's y departamentos antiguos con olor a viejo. Y el índice de pelotudeces por minuto se vio aumentado en 18º Farenheit.
Por otro lado, cabe mencionar el gran despliegue de seguridad que tuvo lugar. Se descubrió a 16 Matildes falsas infiltradas, y se las encerró en un sótano, donde fueron sometidas a charlas interminables de 3 Matildes (verdaderas) simultáneamente, violando así las normas internacionales de tortura establecidas por el Tribunal de LA HAYA. Además, no faltaron enfrentamientos de la policía con grupos Anti-Matilde: Martas, Mirthas, Estelas y Julias que querían sabotear el encuentro.
Matilde Rigoletti, presidente de la Federación Mundial de Matildes declaró: "Son los mismos grupos matildexenófobos de siempre, que como no pueden organizarse pacíficamente, tratan de impedir por medio de la violencia que nosotras lo hagamos". Y luego remató: "Son grupos muy pequeños. No son más de 300".

Algunas claves:
- La menor de las Matildes, tenía 72 años.
- La mayor es una tonalidad que tiene fa, do y sol sostenidos.
- Dada la enorme tendencia a hablar y la leve predisposición para escuchar, se pudo prescindir de traductores.
El encuentro finalizó con una declaración de 3.000.000 de páginas, firmada por todas las concurrentes, en la que se proponen construir, a raíz de la crisis, un Banco Mundial de Matildes, una cadena de Pastelerías, y un Sistema Único de Recetas de Cocina Digital Computarizado, diseñado por sus propios nietos.

Cabe aclarar que la Federación Mundial de Matildes es muy importante y posee caudalosos ingresos, pues con sus fondos llegó a costear el viaje de TODAS las Matildes que no podían hacerlo por sus medios. Esto enriqueció las múltiples charlas y debates que se llevaron a cabo, ya que se permitió el ingreso de algunos Enriques aislados.

Obviamente, este Congreso tuvo mucha mayor adhesión que el Congreso de Sindulfos del mes pasado en Taiwan, adonde sólo asistieron 3 porteros. Actualmente se espera una respuesta por parte de la organización de lectores con capacidades diferentes, como la de no comprender el chiste que rige esta nota, similar -acaso igual- al que rige la del Renault 12.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Acá hay un error


Y decime, Morita, ¿qué significa que las empanadas son imponentes? ¿Qué tan imponentes son?

sábado, 16 de mayo de 2009

El Genoma Renault 12

Un grupo de científicos japoneses y australianos, tras quince años de investigación, ha encontrado el Genoma Renault-12 (R-12). Se trata ni más ni menos que de una parte esencial del ADN presente en ciertos individuos. Nuestro científico Miguel Buretta nos explica los pormenores.

Antes de ahondar en contenidos técnicos, es bueno hacer unas aclaraciones. La gente cree en todo lo que dicen los medios, tal como se publica, y no siempre esto es correcto. En primer lugar, este avance no fue el resultado de un trabajo científico (como citó La Nación), ya que no se respetaron rigurosamente los procedimientos que exige el Método Científico: las hipótesis no eran lo suficientemente consistentes, las observaciones de los experimentos siempre fueron tendenciosas, y los investigadores contratados eran en su mayoría simios y menores de edad, cuando no ambas cosas simultáneamente. Del mismo modo no es cierto que la investigación haya sido intensa durante 15 años. Los investigadores se tomaban vacaciones, licencia, y daban certificados truchos de enfermedad. Y si el jefe faltaba, no era anormal verlos "disponibles" en el msn todo el día laborable.
Pero bueno, tampoco soy la persona indicada para criticar esto, ya que yo tampoco soy científico. Digamos que dentro de Bladimir Producciones, conozco al menos 3 diferencias entre un virus y una bacteria.
Al grano.


El Genoma R-12 descubierto, constituye una cadena compleja de compuestos micromoleculares. Aunque a simple vista en el microscopio, te digo que es como una Rosca de Pascua medio hexagonal.
Este gen se encuentra sobre el duodécimo escalón de la cadena de ADN, compartiendo lugar con el gen del color de ojos, el de usar medias oscuras con rombos, el de ver Mirtha Legrand, y el de ser proclive a la fugazza sin queso. Se supone que también allí reside el centro elemental para el uso de alpargatas con medias en lugares fuera de casa. Pero no es esto lo que nos interesa. Por
esta nota, me pagan 18$ (ticket trucho incluido). Pero esto no es lo que les interesa a ustedes.


El gen R-12 actúa sobre los nonocitos cambódricos del hipotálamo, motivando al poseedor a adquirir un modelo de Renault 12. También se ha descubierto a su par homólogo, el R-12-D que presenta un cuadro muy similar al anterior: se motiva de igual modo al individuo, pero en vez de llevarlo hacia el Renault 12, lo lleva a unas inmensas ansias de tener un Dacia. Esto se da más en las personas con ascendencia rumana o de la región de Europa Oriental.
Afortunadamente, no es posible que un mismo individuo tenga ambos genes a la vez y, la posibilidad de albergar este gen es de un 14%, con lo cual el tránsito no es tan caótico como podría llegar a imaginarse. Claro que el gen del Dacia es recesivo con respecto al R-12, con lo que no es difícil predecir (entonces predecilo) que en algunas décadas se extinga aquél.
Una de las conclusiones de estas investigaciones explica el porqué de la propensión del R-12 al taxi hace algunos años. Se debió simplemente a que este genoma fue fuertemente sometido a la acción indiscriminada de Sorpresa y Media durante meses.


Hubo indicios de una pandemia del gen R-12, allá por 1994 en Zimbabwe. Se estipulaba que había una tasa de R-12 de nacimiento del 89%. Fue terrible, fijate que ni la producción de estos modelos iba a alcanzar. Pero, dado que la naturaleza es sabia, surgió allí una violenta dictadura que, haciendo uso de una muy audaz retórica, acabó con las personas que -se presuponía- tenían el R-12 en su organismo, y por consiguiente la amenaza cesó.
Como moraleja se puede decir que no todo gen nuevo que aparece debe ser bienvenido. Hay que estudiarlo a fondo, y recién después crear un juicio al respecto.


Los grupos anticlonación, Greenpeace y la Fundación Pupi Zanetti ya presentaron denuncias en tribunales de la corte de LA HAYA. Aparentemente los garbanzos durante la guerra de Vietnam fueron manipulados por Monsanto, agregándoseles el gen en cuestión para hacerlos más resistentes, más veloces en su desarrollo y con cédula verde y una cuarta que no salta a los 80 km/h. De ahí que hoy al saborearlos notemos ese inconfundible gusto a Renault 12.

Algunos científicos más radicales sostienen a su esposa, hijos, y una secretaria a la que le compraron algún departamento; como asimismo que hay un gen que imposibilita a determinados seres humanos a comprender un chiste que rige una nota como ésta. A lo sumo les será dado comprender el chiste con el que berretamente empezamos este párrafo. Allá ellos.
Ah, otro chiste: Otros científicos más radicales sostienen que Alfonsín, no sólo era re bueno, sino que además no murió.




jueves, 30 de abril de 2009

Proyecto de la NASA contra la indigencia mundial

El pasado jueves, mientras exponía los resultados de las investigaciones sobre el planeta menor Ceres, algunos cometas y otros esteroides, el papa en jefe de la NASA, Johnny Allon, tocó el tema de la pobreza mundial. Es sabido que la semana pasada se había cancelado una expedición espacial hacia las cercanías de Marte, de modo que los recursos y presupuestos destinados a tal viaje serían aprovechados para este nuevo operativo.
Como bien lo explicó Allon, la gran idea consiste en agrupar a "una decisiva cantidad de linyeras" en un módulo espacial y dirigirlos tan lejos del planeta como las instancias lo permitan. Tanto a ellos, como a sus porquerías.
"Es mi deber, como autoridad de la NASA y como ciudadano, hacer todo el sacrificio posible por salvar al mundo de la pobreza. De modo que decidimos sacrificar a tantos linyeras como podamos. Aún está en discusión si sería conveniente dejarlos en la misma órbita de la Tierra o mandarlos hacia el Sol. Lo primero tiene por desventaja que por una causa genética, estas ‘personas’ impongan limpieza de vidrios a nuestros módulos espaciales a cambio de monedas y finalmente okupen alguno de nuestros satélites. Y la propuesta del sol nos deja pensando; estos individuos han nacido y vivido sin abrigos y sin calefacción, lo que tal vez los haga algo reacios a la gran exposición calórica que implicaría tal proyecto."
Por supuesto, esto contrasta con la reciente aprobación de la ley que obliga a toda familia con dos mascotas no humanas a adoptar a un linyera como mascota, basada en que resulta incluso más económico que un cuadrúpedo standard. También surge cierta oposición con respecto a las figuras políticas que luchan por los derechos humanos, quienes plantean que si bien hay diferencias sociales con los pobres, no hay diferencias biológicas, de modo que es coherente la idea de mantenerlos en el planeta y extraerles sus órganos.
Por su parte, Ignacio Lafinur - un docente universitario argentino dedicado a la investigación científica, que decidió convertirse en sacerdote de la Iglesia Católica porque a través de la ciencia no podía encontrar respuesta a todos los problemas, por ejemplo, el de cómo conseguir dinero – defendió públicamente el proyecto de la NASA.
“Jesús Nuestro Señor siempre ha luchado por la igualdad social en el mundo, y sería pura negligencia negarle a esta causa los avances de la ciencia. Por otro lado, -explicó Ignacio- Dios con frecuencia castiga a nuestro planeta, azotándolo con meteoritos, y es ésta una perfecta oportunidad para cobrárselas.”

lunes, 20 de abril de 2009

El Detective Bonus Track presenta: Embotellamiento Crucial [Cuarta Parte]

Comienza en la nota anterior.
Pero mirá qué copados que somos:
Primera Parte, Segunda Parte, Tercera Parte. Todo a sólo un click de distancia.


Uno de los rusos venía directamente hacia mí. Tuve que dejar la vigilia y acurrucarme contra un extremo para que el ruso no notara mi presencia al esconderse en el mismo bote en el que yo estaba. Ahora sin poder ver nada, me dediqué a escuchar. Afuera todo era silencio, hasta que se escucharon pasos de lo que parecía una mujer con tacos llevando un maletín con el símbolo $ grabado en él; seguidos de una voz de dama.

- Bien, hagamos esto rápido. Creo que algunos pasajeros sospechan algo.
- No tan rápido, -replicó una voz con acento ruso- uno de nuestros compañeros ha desaparecido, y no intercambiaremos nada hasta no saber qué le ha pasado. No sería justo hacer como si nada ocurriera y repartirnos el dinero suyo... Bueno, pero que sea rápido.
- ¿Traen el armamento? -preguntó la mujer.
- Véalo usted misma, cuente las botellas si quiere. ¿Y el dinero?
- Cuéntelo usted mismo.

Durante un momento sólo se escuchó el ruido de monedas en movimiento, hasta que este sonido se detuvo fríamente.

- ¡Esta moneda es falsa! ¡Todas las monedas son falsas! ¡Y este maletín también es falso!
- No se muevan, o les disparo -dijo la voz de Tucán Sin Alas- y además ese razonamiento es una falacia de generalización inductiva. ¡Lo ví en Pensamiento Científico!
- Tirren vuestrras arrmas -interrrrumpió el rrrruso que estaba a mi lado, saliendo del bote.
- Alto -intervine apuntándole a su cabeza.
- Bonus Track, queda detenido -dijo una voz a mis espaldas.

Me volví y allí estaba el mismísimo Sherlock Holmes.

- Ya descubrí quién fue el responsable de la tapadura del inodoro. -se regocijó- ¿Pensaste que podías escaparle a mi ingenio?
- Arroje su arma -dijo entonces la mujer de cabello rojo y nariz prominente-. Que ya no soy sólo un extra.
- Hey, chicos, ¿qué pasa? -dijo Nicolás Repetto, haciéndose presente en la escena- ¿El intercambio no era dentro de dos horas?
- Bah, Nicolás, no tendrías que haber atrasado el reloj. -dijo Tucán Sin Alas- Pero, ¿no deberías estar cuidando al ruso?
- ¡Uh, el ruso! -recordó Repetto.
- Acá estoy -dijo una nueva voz rusa.
- Esperen, -interrumpió la mujer- digan que no salga nadie más, que ya somos como veinte en cubierta y no cabemos.
- ¿Veinte? Nahh, a ver, repasemos: la agente encubierta, Tucán Sin Alas, los tres rusos, Bonus Track, Sherlock Holmes, la pelirroja, Nicolás Repetto, otro ruso más... ¿me falta alguien?
- ¿Y vos?
- Ah, qué boludo... ¿y yo quién soy?

De pronto uno de los rusos tomó una de las botellas de Goliat lima-limón, la destapó y colocó el pico en el cuello de la agente, sosteniéndola con su otro brazo.

- ¡Que todos retrocedan! -bramó- ¡Aquí hay suficiente Goliat como para destrozar el mundo! ¡Aléjense o ella muere!

Pero lo peor ya había ocurrido. El piso había quedado manchado con algunas gotas de gaseosa, y no tardó en oradarse lo suficiente como para desestabilizar el barco. Todo comenzó a sacudirse. Cinco de los rusos se subieron rápidamente a un bote salvavidas, con la valija de monedas. Claro que el bote estaba agujereado y se hundieron al instante. Nicolás Repetto entró en pánico.

- ¡El barco se hunde, hay que liberar peso! -gritó, agarrándose la cabeza.
- ¡Las mujeres y los niños primero! -intervino Tucán, agarrándose un pie.
La mujer pelirroja, en plena histeria, tomó otra de las botellas y la destapó.
- ¡Esto es demasiado para mí! ¡Tendría que haberme quedado con mi papel secundario! -pronunció antes de beber inmoladoramente y explotar.
- ¡Tenemos que salir de acá! -le dije al capitán. - ¡No tenemos mucho tiempo!
- No me grites, boludo, que te tengo al lado. Y acá somos seis, y sólo hay tres paracaídas.
- Yo no puedo morir, -dijo el ruso- porque soy el protagonista de los malos. ¡Y además canté pri!
- Yo no puedo morir -me apuré a decir- porque soy el que escribió esta historia. A propósito, ¿tres paracaídas nada más, en todo el barco? ¡Qué rata!
- Yo tampoco me puedo morir, -terció Repetto- porque... eh... como sea, fue un gusto tenerlos a bordo -se resignó-.
- Yo no me tiro -dijo el inglés-. En Inglaterra tenemos los mejores barcos y sólo un inglés puede manejar bien.
- Yo no me tiro -dijo el ruso-. En Rusia tenemos el frío, y sólo un ruso sabe cómo sobrevivir en invierno.
- Estamos en argentina -remató el argentino Tucán-. Porque asomé la mano y alguien me afanó el reloj.

El ruso tomó uno de los paracaídas y, sin soltar a su rehén, saltó del barco. Comenzó a caer hacia el agua, pero rápidamente se abrió su mochila y el ruso tomó altura, hasta perderse en el horizonte.

- ¡Es imprescindible que la salve! -gritó Tucán-. ¡Su seguro de vida ni a palos cubre esto!

Desenfundó una botella de Goliat, tomó un paracaídas y saltó. Descendió unos centímetros, pero pronto tomó vuelo con el paracaídas y desapareció entre las nubes.

- Este caso me va a llevar a la gloria -limó Sherlock Holmes, quien le arrebató a Nicolás Repetto la tercera mochila y saltó.
- ¡Ése era el último! -desesperé-. Necesito ir con ellos.
- No te preocupes, acá está el paracaídas -canchereó Nicolás, mientras Holmes fracasaba en su huida, hundiéndose-. Ese inglesito de cuarta acaba de saltar con mi mochila... ¡Uh, no, mi mochila! ¡Tengo mis puchos ahí adentro! -y corrió hacia el agua.
- Esperá, -intenté detenerlo- no te podés ir, sos el capitán, sería una falta de repetto.

Pero ya había saltado, y no tardó en sumergirse.
El barco ya estaba totalmente dañado. Todos los pasajeros comenzaban a salir trabajosamente a la cubierta, y jadeantes se dirigían, algunos, hacia mí y hacia el último paracaídas de la nave. Allí estaba el gran y temible armamento avanzado, las siete botellas de un litro de Goliát lima-limón diet concentrada. El armamento estaba donde debía estar, pensé; una vez hundido, el agua y los restos del barco, como también los pasajeros, amortiguarían la eventual explosión. Tomé el último paracaídas, y caminé hasta el borde del barco, ajustándome el equipo. Muchas personas morirían en los próximos minutos, no cabía duda. Pero cuántas personas habrían muerto si aquella carga inflamable, en lugar de destruirse en el océano, hubiera quedado en las manos equivocadas. Di un paso hacia adelante y tiré de la pequeña soga. El paracaídas se abrió y pronto comencé a elevarme. Fue un éxito costoso, pero un éxito al fin. Voltee y ya nada pude ver del barco. Tan sólo pude oir un bramido del agua, quien se quejaba ruidosamente de tanta violencia y crueldad humana. Sólo quedaba pensar en las costas de Londres, y en mi propia paga.

¿Habrá terminado la historia, o será éste el principio del fin, o acaso el fin del principio? ¿Podrá Bonus Track rescatar a la agente, o se tirará a chanta, bajo la idea "que la rescate Tucán"? ¿Podrá salvarse al mundo de las dos botellas de Goliat concentrado que aún no fueron destruidas? Sin lugar a dudas, la amenaza rusa aún está en pie, y es el deber de cada uno de los ciudadanos estar pendiente de la quinta parte de esta historia, que será próximamente publicada por Hermanos Bladimir.

El Detective Bonus Track presenta: Embotellamiento Crucial [Tercera Parte]

En el capítulo anterior:
Dale, leete las dos primeras partes (
Primera Parte y Segunda Parte). Dale. Bueno, está bien, el detective Bonus Track, a bordo de un barco conducido por Nicolás Repetto, deberá encargarse de impedir que cualquier obstáculo interfiera en el heroico plan de confiscar cierto armamento a una poderosísima mafia rusa. Él y sus compañeros de la justicia, entre ellos el barman Tucán Sin Alas, tendrán que estar más que listos para el gran intercambio, que se llevará a cabo en tan sólo horas.


Fue una noche difícil, en la que no pude pegar un ojo. En todo momento se me venía a la mente que me estaba perdiendo el programa de Rial, y que a nadie le había dicho de grabarlo. Oficio complicado el de un detective.
Me levanté temprano, y salí a cubierta. No sería tan agradable durante el intercambio. Ahora, en cambio, había un espléndido sol, y algunas personas se paseaban felices. De repente recordé algo fundamental, por primera vez me había levantado antes del mediodía, y debía apurarme si no quería perder mi desayuno.

- Disculpe, Mademoiselle, ¿qué hora es? -interrogué a una mujer de cabello rojo y nariz prominente.
- Sólo soy un extra, y no me pagan por hablar. Ya se lo había dicho.
- Sí, ya me acuerdo... Y dígame, ¿no le interesaría hacer un papel más protagónico?

El desayuno consistía en unas tostadas secas con mermelada untable marca Dulciora. Oficio realmente complicado el de un detective. Como de repente ya no tenía más hambre, fui directo hacia la cabina. Nicolás Repetto me recibió alegremente.

- A pesar de todo lo que está por pasar, Bonus, estoy de buen humor. Nada es mejor que empezar el día con una buena tostada crocante y con una buena Dulciora. ¿Cómo van los preparativos?
- Nuestra única esperanza a esta altura es que los preparativos de los rusos estén peor. Necesitamos saber cuándo vamos a desembarcar en Londres, aproximadamente.
- A ver, Moreno, Morón, Tres de Febrero... sí, yo creo que a las 2 de la mañana vamos a estar llegando.
- Ah, y nos vas a tener que dar una mano en la misión. Al parecer, mi compañero Tucán Sin Alas pudo identificar a uno de los mafiosos, y tiene pensado adormecerlo en la cena con alguna infusión. Quisiéramos que te hagas cargo de él cuando Tucán esté tomando parte en el operativo.
- ¿Qué tengo que hacer?
- Yo creo que estarías bien conduciendo un preguntas y respuestas por el 13.
- Sabés que me lo había planteado... pero dale, ¿qué hago con el tipo dormido?
- Traelo a la cabina y vigilalo, -repuse- si se despierta retenelo de alguna forma, es importante que no participe del intercambio, estaríamos en desventaja con los números. Ellos son cerca de seis, y nosotros ni sabemos contar.
- Bueno, haré lo que pueda.
- Y otra cosa, por hoy nada de alcohol.

Dicho esto, le vacié sus dos botellas en la rejilla de la cabina y luego me las llevé con las pocas gotas que aún quedaban en ellas. Un buen detective siempre sabe -absolutamente siempre- que un par de envases venidos de arriba significan varios centavos de descuento en los chinos.
Si bien, para no levantar sospechas, se suponía que no iba a volver a encontrarme con Tucán Sin Alas hasta la medianoche, éste no tardó en pedirme ayuda en relación a la infusión adormecedora. Me dijo que, con la excusa de estar limpiando el bar, fuera observando qué bebidas podrían ser usadas para la elaboración de tal poción. Más tarde me pareció que en realidad, con la excusa de observar los posibles ingredientes, me usó para limpiar su mugroso bar.

Mi tarde consistió básicamente en seleccionar los elementos que podrían llegar a tener cualidades somníferas, mezclarlos en distintas proporciones y oler las soluciones que iban resultando. Y cada solución resultaba ser un problema. Varias veces pensé en usar los restos de la mermelada Dulciora, y siempre terminaba convenciéndome a mí mismo de lo preferible que sería conservar al mafioso con vida y no muerto. Una y otra vez iba dándole de probar a la mascota de una anciana francesa las distintas bebidas que iban surgiendo. El gato llegó a estar verde, llegó a vomitar, incluso le salió otra pata cuando le di un jugoso chicle de Bubaloo disuelto en agua de mar, pero nunca se dormía. De a poco se fue haciendo tarde, y la reiteración de fracasos comenzó a ponernos nerviosos. Cuando se hizo la hora de cenar, todas nuestras esperanzas estaban en la improvisación de mi compañero, el barman.
Me senté en una mesa alejada de la barra, pegada a una esquina opuesta. Estaba nervioso, nuestro plan era sin duda más incompleto que secundaria de vedette. Aún no sabía qué haría si el mafioso identificado no resultaba dormido, yo por las dudas llevaba bajo mi chaqueta mi fiel pistola. Ya no había vuelta atrás.

La situación era alarmante. El ruso había pedido como toda bebida una botella de agua sin gas, y Tucán Sin Alas le había alcanzado una jarra con contenido violeta oscuro burbujeante. Cuando dio su primer sorbo, comenzó a toser y fue corriendo a cubierta. Yo me puse eventualmente de pie y lo seguí. Afuera no había nadie, sólo él, vomitando hacia el océano, y yo, sin saber exactamente qué hacer. Me puse cerca suyo y, para lograr empatía, fingí también estar vomitando.

- Esa cena estaba horrible -insinué.
- Sabía que hoy me esperaba un intercambio, pero ni pensé en esta devolución.
- Y dígame, por casualidad, ¿no siente sueño?
- Oiga, ¿qué es lo que usted quiere de mí?

Atrás suyo apareció Tucán Sin Alas, quien le dio un certero golpe en la nuca. El ruso cayó desmayado, y pronto lo trasladamos, entre los dos, a la cabina de Nicolás. Éste prometió hacerse cargo de vigilarlo y atrasó el reloj de la habitación varias horas para que, en caso de despertar, el ruso pensara que aún no era tiempo del intercambio. Y, como ya se acercaban las 12, me escondí dentro de un bote salvavidas y aguardé a que se hiciera la hora.
Desde el interior del oscuro bote podía observar toda la superficie de la cubierta, pero dejaba una parte de mi cabeza a la vista, así que preferí hacer un agujero en la madera con mi cuchilla de bolsillo y poder ocultarme de mejor modo. Desde allí observé los primeros movimientos de la noche.
Aún faltaba para las doce cuando unos cinco hombres de aspecto ruso salieron y se dijeron algunas palabras en voz baja. Luego cada uno fue para un lado distinto, a excepción de dos que permanecieron donde estaban. Los otros se escondían en los lugares más recónditos del navío. Uno detrás de una caja de frutas, otro en un rincón al que la luz simplemente no llegaba, y otro venía directamente hacia mí.

Continúa en la próxima nota.

miércoles, 18 de marzo de 2009

El Señor Burns Peor Dibujado

Vaya sorpresa que se llevó nuestro fotógrafo, Naím Ágenes, en una de sus visitas por el barrio de Flores. Es sabido que acechan, en distintas partes del Universo, dibujos mal logrados de diferentes personajes de Matt Groening, y hasta es normal encontrarnos frecuentemente frente a Homeros desproporcionados y Barts sin pelos de picos. Lo que Naím no se esperaba, era tal extremismo en el desgano absoluto y en la falta de habilidad del dibujante, simultáneamente.
"Afortunadamente siempre llevo una cámara conmigo. No podría estar presentando estas imágenes si no fuera por eso y porque estaba medio borracho, porque sobrio ni se me hubiera ocurrido fijarme en esas pelotudeces."
Aún borracho, Naím nos contó los pormenores de la tragedia y su aterrador desenvolvimiento. Al parecer, él estaba caminando por Alberdi en busca de un lugar para almorzar. El destino quiso que encontrara mucho más que eso.
"Era sencillamente malísimo. Si no fuera porque al lado había un Krusty, jamás hubiera adivinado que se trataba del señor Burns. Claro que eso debió haber sido dibujado por un niño ciego de dos años y epiléptico, mientras estaba teniendo un ataque. Un ataque soviético, probablemente."
Todo indicio de exageración desaparece con sólo ver las imágenes. Aterrados, con miedo y valentía, con adrenalina y muy poco uso de la razón, no tuvimos más alternativa que hacer una investigación al respecto. A continuación, cómo reacciona la ley argentina frente a estos casos.
Al parecer, para una Marge promedio mal dibujada hay una pena que va desde los diez años de cárcel, hasta la prisión perpetua. En cambio, si el personaje es secundario, la pena suele ir desde seis meses a dos años, todos excarcelables. Pero en el caso particular del señor Burns aquí expuesto, se trata de un personaje de protagonismo medio, demasiado expuesto en la vía pública, y para colmo el caso queda agravado por ensañarse demasiado en hacerlo mal. Debido a las circunstancias, aún siendo menor de edad, el responsable deberá tomar un curso intensivo sobre la correcta manera de dibujar señores Burns y luego será inmediatamente trasladado a Texas, donde será ejecutado. Por supuesto, todo este planteo es absurdo, ya que, como todos sabemos, un caso de este alcance ya no sería tratado por las leyes argentinas, sino que iría a parar lo antes posible a manos del Tribunal de LA HAYA. Tal organización se haría responsable de torturar debidamente al autor del dibujo, con la misma crueldad con la que el inocente personaje fue dibujado, si fuera posible.
Testimonios:

"Qué mente perversa pudo haber ensuciado así a un personaje quizás malo, pero no tan malo como para merecer esto."
"Al principio sentí miedo con sólo verlo... Y cuando me dijeron quién era comencé a gritar."
"¿Eso es un chichón?"
"Yo creo que no es el dibujo el que debería estar detrás de esas rejas"
"A ver, el cuello es gigante, la nariz es satánica, los ojos amorfos, la prolongación de las cejas le rebana su cabeza, y ese pelo... ese pelo es lo peor."
"Se parece más a Bianchi que a Montgomery Burns."
"¿Cuándo el señor Burns usó polera? ¿Me podés explicar?"
"Nunca imaginé que un mismo dibujo tendría tantos dientes en una sola boca."
"¿Acaso el cartel dice 'EXELENTE', sin 'c'?"
"Sí, así parece, evidentemente el autor es todo un maestro en el arte del horror gráfico."
"Lo mejor de ese cartel es que alguien lo haya arrancado, ese señor Burns inspira terror puro."

Seguro que si encomendamos el rol entero del personaje - el Universo no lo permita - al autor de este dibujo, probablemente obtendríamos un señor Burns que recuerda perfectamente el nombre de Homero, que colabora con los pobres y que, por supuesto, tiene varias decenas de dientes.

Los seres humanos han sido causantes de grandes catástrofes a lo largo de la historia:


1942 - Stalingrado


1945 - Hiroshima


2001 - Torres Gemelas


2003 - Irak


2009 - Alberdi y Varela

Sólo queda preguntarnos con temor a qué tendremos que atenernos en los próximos años. O será que todos los males humanos ya han sido causados.



















lunes, 23 de febrero de 2009

Primer Aniversario

Así como Canal 13 se autorreparte sus premios Clarín para aumentar su ego, así como es sabido que los invitados de Mirtha Legrand se buitrean las sobras con angurria al grito silencioso de "jeje, esta noche no cocino", Bladimir Producciones celebra su primer aniversario, de mano de la entrega de los Premios Bladimir. Los presentadores son nada más y nada menos (de hecho menos no podrían ser) que dos de los mismísimos dueños del blog, dos de los hermanos
Bladimir. ¡Fuerte el aplauso!


Es increíble ver cómo tantas cosas pueden ocurrir en tan sólo un año. Desde el 23 de febrero pasado hasta hoy solamente han transcurrido doce meses, y sin embargo, desde el 23 de febrero pasado hasta hoy, un blog maravilloso ha nacido, se ha desarrollado, casi ha muerto, y casi ha vuelto a nacer, se ha contratado gente, se ha despedido a muchos, el hombre ha llegado por primera vez a la luna, se han montado dos encuestas eternas, hubo momentos de mucha
ocupación por parte del personal, y momentos de mucho ocio, tuvimos seguidores fieles y seguidores que no siguieron siguiéndonos, hubo notas malas y... hubo muchas notas. Hubo momentos muy movidos: recuerdo que en una misma semana hubo una terrible turba contra Papá Noel, Carlita Online cambió de blog, y el bizcochuelo Ravana se fue a $4,30 en los chinos de a la vuelta.

Con el fin de conocer nuestra imagen en los lectores, nos tomamos el atrevimiento de recorrer las calles con la pregunta "¿Por qué lee usted Hermanos Bladimir?", y así desmentir que la gente lo hace "por el choripán", y que tuteamos a los encuestados. Los resultados son los siguientes.

61%
"Aléjese de mí, no tengo monedas, ni comida."
6%
"No lo leo, sólo firmo para que me firmen mi blog."
2% "Porque es eso o es pasar la tarde jugando al Bumper Ball." [
http://www.minijuegos.com/juegos/jugar.php?id=3246]
8% "Vi un sticker pegado en el subte con el link de la página... y entré."
19% "Ya le dije que se aleje, no tengo nada."
0%
"Porque son muy graciosos y originales."
3% "Pará, pará; ¿en Rusia, los circos son chilenos, colombianos y argentinos?"
5%
"Lo leo por todas las fotos que tiene... ahh, no, me lo confundo con el sitio oficial de Polino."
4821% "No lo leo, y tampoco confío en esta encuesta."

También quisimos hacer la encuesta en Europa, pero desconocían el significado del término "falta de". ¡Ahh, re nah que ver!


A continuación, los premios con sus respectivos ganadores.

*******************************************

El primer premio, el Bladimir de Oro a la Nota Más Bizarra es para...




...¡Naím Ágenes, por Hallazgo de un Tributo a Guillermo Francella! Los otros nominados, Atilio Kalobos por Cara a Cara con San Martín, Kevin Portha por Vida en Júpiter, Bonus Track por Embotellamiento Crucial [Primera Parte] y nuestro cronista secreto por Crónica de un homenajeado, no fueron competencia para nuestro fotógrafo Naím, quien podrá escribir su próxima nota con el bolígrafo de oro del cual se le hace entrega.

El Bladimir de Plata, el premio al Primo Bladimir, es ahora para uno de los lectores.



Los nominados son Carlita Online, Javi, Eudalasio, Ale G y Clau. Con 20 comentarios totales en el blog, el ganador es ¡Javier Debarnot!, por su gran apoyo hacia nuestras notas, que llega hasta tal punto, que nos hemos planteado dejar de publicar artículos para empezar a mandárselos directamente por e-mail.
Claro que al no estar aquí presente para recibir el premio, éste será inmediatamente donado a la Fundación Hermanos Bladimir.

Lógicamente, tantos premios de lujo nos han llevado a la inevitable falta de presupuesto, por lo que presentamos, a continuación, los Premios Miseria 2009.

El Premio a la Nota Más Cabeza consta de dos metros diez de cable de cobre de alta tensión de 0,12m de diámetro ($40 el kilo cerca de casa).



Los nominados: Atilio Kalobos por Caritas Felices, nuestro cronista secreto por Crónica de un escrache, Joaquín Rocamora por Problemas de matemática, y el Padre Juan Autista por Pedro II, La venganza. El ganador: sólo uno, Atilio Kalobos, con su nota Caritas Felices. Felicitaciones por los dos metros diez de cable, que los disfrutes.

Nuevamente para los lectores, el Premio Careta, que consiste en dos entradas para Casi Ángeles, es para...



...¡Pall Mall Cigarettes! Gracias Pall por fomentar el encuentro entre culturas, y nos alegramos de que te haya gustado nuestro blog. (Para desentendidos:
http://hermanosbladimir.blogspot.com/2008/04/hallazgo-de-un-tributo-guillermo.html )

El billete de $5 y el voucher, bajo la mención del Premio Recaída, son para...



...Atilio Kalobos, en memoria a tiempos que por suerte son pasados... o eso esperamos.

Y finalmente, nos espera el Premio Horror, que consta de un pasaje de micro Bs. As. - Lima (sólo ida) que sale de Venado Tuerto. La víctima es...



...el autor de la nota Caras y Caretas, quien no sólo no quiso dar a conocer su nombre, sino que también quiso ocultarlo. Fuerte el aplauso para él.

También teníamos planeado, para hoy, entregar el Premio Turbante Naranja, que consiste en un Subtepass de 10 al que todavía le queda. Claro que el ganador fue el visionario Octavio Landia, y decidió mandar a su asistente a buscar el premio la semana pasada.
De este modo, damos por terminada la celebración, y nos despedimos hasta la próxima nota, con un saludo a todos nuestros escritores y un abrazo a todos los lectores que alguna vez pasaron por aquí, sin dejar de lado a todos los hermanos mejicanos que (según nuestro super tecnológico visitor locator) caen frecuentemente en nuestra página; ya que sin ellos nuestro blog no sería posible. Ténganlo en cuenta antes de sentir sus conciencias limpias.



Hoy día debe andar por los $4,85.

viernes, 6 de febrero de 2009

Mapa de la Inseguridad

Después de unas no tan merecidas vacaciones, nuestro cronista Atilio Kalobos nos trae este material tan interesante como la vida de un apasionado filatelista.

El perspicaz político y filósofo contemporáneo De Narváez ha lanzado el primer mapa de la inseguridad del país. Como sabemos consiste en una página de Internet (www.mapadelainseguridad.com.ar), en la cual uno puede ingresar datos de delitos que haya visto cometerse, especificando lugar y fecha. De esta forma, ahora podemos entrar y ver la densidad de delito por zona, cuadra, etc..

Desde Hermanos Bladimir queremos manifestar que estamos totalmente de acuerdo con la propuesta de De Narváez: estamos totalmente de acuerdo con la propuesta de De Narváez. Ya está.
Una vez hecho esto, tenemos que mencionar algunas fallas, aún es bastante el camino que hay por recorrer en la lucha de los hombres blancos contra el delito.
Sin mencionar que el color elegido para resaltar el delito de venta de drogas en ese mapa es el blanco, el principal problema es que cualquiera puede entrar, con lo cual sospechamos que un malhechor con malas intenciones puede ingresar a la página y encontrar información que le sea útil: ver qué zona es más vulnerable, dónde es re top robar, si pinta hombre araña o boquete, etc..

También corremos el riesgo de que intenten sabotear este Plan Magistral de este magnánimo cerebro, ingresando calumnias y datos falsos, abusando de la buena fe del vecino honesto. Por eso, humildemente creemos que aún hay que mejorar ese tipo de cosas poniendo un filtro.
Así como a veces tenemos que escribir esas letras raras para mostrar que no somos máquinas sino personas, habría que poner algo para saber si el que entra es o no buena persona, por ejemplo preguntar acerca del significado de la palabra “reivindicación”. Un ladrón, que probablemente no haya completado su enseñanza básica, no va a conocer el significado y quedará automáticamente excluido de esta valiosa información.
Para denunciar delitos más importantes y visualizar la versión Premium del mapa completo, se podría interrogar incluso sobre significados más complejos como el de “entelequia”, o “sinestesia”.

Por su parte, el gran gigante Google se mostró interesado en la propuesta. Y estima el lanzamiento del Google Insecurity Earth para fines de 2009, incluyendo todos los delitos del mundo en tiempo real.


Desde Hermanos Bladimir tenemos también propuestas sobre temas aledaños. Proyecto de ley “Si él no tiene amigos, yo no tengo la culpa”: No a la permanencia del punga, después de que le hayamos dado los 50 centavos.

Queda visto que la gente confía más en Internet que en la policía, dado que estos datos son los que ya deberían existir en tu comisaría de confianza(*). Por eso proponemos que haya asistencia policial por msn, que cada comisaría tenga un Fotolog y que hagamos asimismo un “Facebook de la inseguridad” y podamos comentar “ese ladrón le robó a mi primo también”, “con su gorrita, tus zapas le quedan mucho mejor”.
¿Y porqué no el mapa de la inseguridad en tu celular con GPS?, que te vaya indicando en el momento, cual Elije Tu Propia Aventura(**): “Si doblás a la izquierda olvidate de la camiseta de Boca, si seguís derecho, chau reloj, Tkm”.


(*): Esta expresión fue subrayada en rojo por el Microsoft Word.
(**): Esta frase, no.

jueves, 15 de enero de 2009

Siempre algún error





por Simón Monmón
Analista barrial


¿Por qué en todos los carteles que vemos escritos por un vecino, por el verdulero de los chinos o en la puerta de una zapatería nunca falta algún error sintáctico, gramatical u ortográfico? Una tilde que brilla por su ausencia, una coherencia de género y número que se pierde en el medio de la nota, una ese que no tiene ningún problema a la hora de reemplazar a la zeta, un objeto directo que se repite incansablemente en la misma oración. Un "Las tarjetas no las aceptamos ninguna" o algún "vuelvo en diez minuto" son típicos ejemplos de ello. Pero, ¿por qué? ¿Es acaso tan difícil respetar un paradigma lingüístico a lo largo de un cartel de dos o tres oraciones? ¿O será todo parte de un mismo complot maligno que acecha en el barrio?




El cartel aquí expuesto ha sido colocado en uno de los árboles del Pasaje Fabré esquina Asamblea, y nos deja en claro cuáles son los factores a los que los vecinos nos vemos enfrentados. Echémosle un vistazo.



Primera consideración: ¿Es Señor o Señora? Al parecer "Señora", porque después dice "Vecina". Siempre y cuando no tomemos esa "V" como raíz cuadrada...
Después, "A su perrito dejelo": ¿Qué me repetís el objeto directo? Hasta te hubiera aceptado "dejeló", pero... ¿Por qué me escatimás con la tilde?
Luego, logramos identificar la palabra "vereda", a pesar de que se sospecha una guerra civil ahí dentro. Inmediatamente después, nos encontramos con una coma, acaso un punto, lo que indica que el autor domina las nociones básicas de puntuación.
Ya finalizando el siguiente renglón, notamos la falta de previsión, para visualizar que esa palabra no cabría en ese espacio. De todos modos, eso no es motivo para arruinarlo. Con un guión bastaba. ¿Otra vez una guerra civil?
A continuación, una coma nos refuta la teoría previa de las nociones de puntuación. A menos que "veredos" sea un vocativo, claro.
El final del párrafo es sencillamente lamentable. Parece que el género se tomó Enero y Febrero de vacaciones. Y hay quien dice que se alejó tanto que se fue a visitar al orgullo.
La nota finaliza con un cordial "Sea buen vecino". ¿En qué quedamos? Al empezar era vecina. Quizás hubo una abrupta metamorfosis a lo largo de la nota. Cosa que fue anticipada por el ya mencionado "Sr. Sra".
Todo esto, claro, escrito en un papel de receta médica, y eso sin mencionar la cinta adhesiva que mantiene el mensaje junto a un árbol.
Hasta el momento se maneja la hipótesis de que no hubo un solo autor, sino que fue una obra macabra en la que varios cómplices han aportado lo peor de sí.
Sin más, me retiro, pensativo, con desilusión e impotencia, reflexionando sobre los mil carteles mal redactados que rondan el barrio, deseando profundamente no haber nacido.

etcéteras

¿Insatisfecho? ¿Hay acaso algo en tu ser que te pide más notas para estimular tu humor/intelecto? ¿No? ¿Seguro? Bueno, en caso contrario, Bladimir Producciones le sugiere leer más entradas, haciendo click con el botón primario del ratón en algún año de su agrado del "archivo del blog", en la columna de la izquierda. O si no, regrese a su aburrida rutina cotidiana de la vida real, ¡insulso peón oficinista!

Si estás en desacuerdo con la elección de La Nota Más Bizarra Del Blog, y creés que es otro el artículo que debe ocupar su lugar, comentalo en la publicación más reciente. Y evitá así pasar el resto de tu vida con la conciencia impura, sabiendo que faltaste a tu deber de lector. Un mundo mejor está en tus manos.